Los mejores goles de la Copa del Mundo

pa.press.net | Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
1 of 11 To full screen

Diez asombrosos goles en partidos finales

Grandes jugadores, como Pelé y Maradona, anotaron grandes goles en las Copas Mundiales y los aficionados recordarán esos momentos por siempre. See gallery

Pero los goles mundialistas más espectaculares también fueron logrados por grandes equipos y, en algunos casos, por jugadores que de otro modo habrían quedado en el olvido. Hemos elegido 10 goles anotados en Copas del Mundo que vivirán por siempre en nuestro recuerdo. Esperemos que el Mundial 2014 nos regale más para incluirlos en esta lista.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
2 of 11 To full screen

Diego Maradona, Argentina e Inglaterra (1986)

Posiblemente el mejor gol en la historia de las Copas del Mundo, llegó justo cuatro minutos después del tanto más controversial, cuando Maradona anotó con la mano el primer gol, pasándolo el balón sobre la cabeza de Peter Shilton. El segundo tiempo tenía mucho más. Maradona tomó un pase cerca de la línea de medio campo y se abrió camino entre tres jugadores ingleses antes de engañar a Shilton, deslizando el balón dentro de la red, y corriendo sin detenerse para celebrar.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
3 of 11 To full screen

Diego Maradona, Argentina y Bélgica (1986)

¿Quién dijo que su actuación contra Inglaterra fue una en un millón? Para probar el punto anterior, Maradona lo hizo otra vez en el siguiente encuentro de Argentina, la semifinal contra los belgas. Una vez más Maradona eludió a tres rivales, esta vez rozando lo inconcebible al driblar con la pelota y después, con su pie izquierdo, lanzando fría y lentamente para superar la meta del arquero Jean-Marie Pfaff.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
4 of 11 To full screen

Said Owairan, Arabia Saudita y Bélgica (1994)

Owairan se aseguró de que los desconocidos jugadores de Arabia Saudita dejaran su huella en el torneo, al anotar uno de los goles más espectaculares en la historia de las Copas del Mundo. Habían transcurrido cinco minutos del segundo encuentro de los saudís en la etapa de grupos, cuando el medio campista Owairan tomo el balón detrás de la media cancha. Aún no se sabe la razón por la que corrió con tanta intensidad con el balón en los pies, pero su confianza en sí mismo no estaba equivocada. Superó a dos jugadores belgas antes de tirar el balón hacia la portería de Michel Preud'homme.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
5 of 11 To full screen

Michael Owern, Inglaterra y Argentina (1998)

La sensación adolescente, Michael Owen, llegó a la mayoría de edad futbolística con un maravilloso gol anotado en el máximo escenario del fútbol. Owen había estado superando constantemente a los defensas argentinos en el partido de la segunda ronda, cuando David Beckham le lanzó el balón desde la línea de media cancha; al ver que Owen se enfilaba a la portería, la multitud lanzó un murmullo de expectación. El joven de Liverpool se lanzó contra la meta, tomando por sorpresa a la defensa rival y avanzando hacia su objetivo. Moviéndose ligeramente hacia la derecha, Owen remató su carrera colocando en las redes el gol del torneo 1998.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
6 of 11 To full screen

Arie Hann, Holanda e Italia (1978)

Haan había anotado desde una gran distancia durante un encuentro contra Alemania Occidental, pero reservó su mejor jugada para el minuto 76 de la paralizante semifinal contra Italia. Haan apareció repentinamente y disparó desde unos 35 metros; su tiro pasó al lado del atónito guardameta italiano Dino Zoff. Esto hizo que el jugador holandés llegara lleno de confianza a la segunda final consecutiva de su equipo; tristemente para Haan, ni los goles más espectaculares del mundo le ayudarían a superar la tristeza de perder una vez más.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
7 of 11 To full screen

Carlos Alberto, Brasil e Italia (1970)

En la Ciudad de México, cuatro minutos antes de que finalizara el encuentro, Alberto cristalizó un sueño brasileño con un tiro a boca de jarro. Los cinco de Brasil, entre los que destacaban Jairzinho y Pelé, habían deleitado a las multitudes con su delicada habilidad para tratar el balón, pero el tiro de Alberto hizo recordar que ese equipo tenía poder también. Pelé lanzó un pase horizontal por el canal derecho a 18 metros de la meta hacia Alberto, quien se encontraba atrás, a la derecha; sin romper el paso veloz al que iba, disparó el balón batiendo al guardameta de Italia, Enrico Albertosi.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
8 of 11 To full screen

Archie Gemmil, Escocia y Holanda (1978)

Escocia había perdido contra Perú y empatado con Irán; había poca oportunidad de clasificar pues el equipo necesitaba tres goles para avanzar y dejar atrás a Holanda, uno de los favoritos del torneo. El hecho de que pareciera imposible eclipsó el magnífico esfuerzo, que fue coronado con uno de los mejores goles jamás visto en finales. Gemmill tomó el balón a la derecha del área holandesa, superó a Wim Jansen, eludió a Rudi Krol, pasó el balón entre las piernas de Jan Poortvliet y lo pasó por encima del guardameta Jan Jongbloed. Escocia iba adelante 3-1 y, aunque por breve tiempo, lo imposible estuvo a su alcance.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
9 of 11 To full screen

Pelé, Brasil y Suiza (1958)

En 1958, Pelé tenía únicamente 17 años, pero no dejó pasar mucho tiempo para mostrarle al mundo sus excepcionales talentos. El equipo que en ese momento representaba a Brasil era tan bueno como los que esa nación ha tenido siempre, y el gol de Pelé, que los puso a la delantera por 3 a 1, es igual de insuperable. Eludió al defensa sueco Parlin hacia la derecha para bajar el pase de Nilton Santos, le hizo un 'sombrerito' a Gustavsson, y la pateó de volea por lo bajo para anotar fríamente en la meta del arquero Svensson. Pelé redondeó su actuación logrando el 5-2 con un cabezazo corto en tiempo de reposición, pero fue su primer tiro el que se robó el espectáculo.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
10 of 11 To full screen

Dennis Bergkamp, Holanda y Argentina (1998)

La selección argentina podría tranquilamente decir que estaba cansada después de los esfuerzos realizados en su encuentro anterior contra Inglaterra, pero eso no la alejaría del gol que terminó por sellar su destino. Era cuestión de minutos, el partido parecía irse a tiempos extra y Dennis Bergkamp hizo su sorprendente aparición. Tomó por sorpresa a los defensores rivales y les ganó las espaldas, pero gran parte del crédito le corresponde al soberbio pase largo de Ronald de Boer que dirigió milimétricamente hacia el entonces jugador del Arsenal. En un solo movimiento Bergkamp controló el balón y superó sin esfuerzo dentro del área a su marcador, empujando el balón dentro de la red y llevando a Holanda a las semifinales con gran estilo.

Copyright [c] Press Association Ltd. 2013, Todos los derechos reservados
11 of 11 To full screen

Esteban Cambiasso, Argentina contra Serbia y Montenegro (2006)

Argentina tuvo una notable participación en el evento mundialista con un 6-0 en etapa de grupo, derrotando a Serbia y Montenegro en Gelsenkirchen. El momento de gloria fue el gol del jugador del Inter de Milán, Cambiasso, quien puso fin a una jugada en la que intervinieron 24 pases; el mediocampista tomó el balón que le lanzara Hernán Crespo de taquito y disparó contra la meta. Como gol de equipo, podría decirse que es el mejor en la historia de la Copa del Mundo.